10 actuaciones de RRHH en tiempos pandémicos

10 actuaciones de RRHH en tiempos pandémicos

La crisis sanitaria provocada por la Covid-19 está creando mucha confusión. Incertidumbre. A nivel personal. Y también a nivel empresarial ¿Cómo hay que actuar? ¿qué se puede hacer? Son muchas las preguntas y no existe una varita mágica que aporte soluciones para todos. Las personas tienen caracteres y situaciones diferentes. Y, por supuesto, también las empresas están desarrollando su actividad bajo situaciones también dispares. Pero todos, sin excepción, están afrontando la situación como mejor se dan las circunstancias. A veces, incluso, no depende del empresario determinar una situación, pero al menos sí que existen una serie de pautas para tener en cuenta. Os voy a proponer 10 actuaciones que se están llevando a cabo en empresas:

1. La situación es propensa para hacer cambios profundos en las organizaciones. Tal vez sea el momento oportuno para redefinir la misión principal de la empresa. Hay que plantearse las cuestiones básicas: ¿qué hago? ¿cómo actúo? ¿por qué? ¿para qué? Y compartir esta reorientación con el equipo, con todas las personas que conforman la empresa y comunicar, en todo momento, los posibles cambios de rumbo de la empresa.

2. Una vez se han respondido las preguntas básicas para iniciar una nueva fase de la organización, hay que analizar los puestos clave de la empresa y ajustar la plantilla a las demandas actuales en esta nueva realidad marcada por la crisis sanitaria. Incentivar el talento será fundamental en este momento, así como la formación de todas aquellas personas que estén en un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) para que puedan reincorporarse con nuevas aptitudes cuando sea necesario. La formación y las nuevas capacitaciones de los trabajadores de la empresa en esta situación deben pasar por la creatividad, la capacidad de adaptación al cambio, visión global del negocio, mejorar las habilidades de liderazgo de cargos intermedios para que se conviertan en embajadores de la propia cultura empresarial y rentabilizar el esfuerzo de todos y cada uno de los miembros del equipo. Como no, se está apostando por la formación en digitalización pues ya lo decía el World Economic Forum en su informe de 2018 y con la pandemia el proceso se ha acelerado.


3. Quiero insistir en la formación interna como pieza fundamental para concienciar a los trabajadores de la importancia de su contribución en la propia sostenibilidad de la empresa. Cada uno debe conocer su aportación para que la empresa tenga sostenibilidad en el tiempo. Se están impartiendo formaciones en modelos de negocio con el fin último que las personas que trabajan en la empresa conozcan como funciona la misma por dentro a nivel de negocio y su aportación en estos tiempos. Deben saber para después comprender de la importancia de creación de modelos de negocio flexibles.

4. La pandemia del coronavirus ha creado mucho estrés. Un desasosiego y una incertidumbre que afecta a todos y cada uno de los miembros del equipo de una determinada organización. Se deben crear programas que puedan gestionar todas estas emociones de estrés para mejorar la salud y el bienestar de la plantilla. Es necesario el equilibrio emocional en un mundo laboral que se transforma constantemente para evitar cuadros de ansiedad y frustración que provocarán el bloqueo de la persona y, por tanto, también de la empresa.

5. La gamificación es una opción interesante para mejorar la motivación de las personas, sobre todo por el hecho de participar con otros compañeros en determinadas actividades que generen confianza, ilusión y cooperación. Jugar en tiempos pandémicos es positivo para compensar el aislamiento provocado por el confinamiento. Y estos juegos pueden hacer partícipes a la familia, la pareja o amigos para extender un estado de ánimo positivo.

6. Tomar decisiones no debe ser exclusivamente asunto reservado para los cargos directivos. Es hora de dar mayor autonomía a las personas para agilizar los procesos de producción de las empresas que generan así valor al cliente. Se trata de fomentar la delegación descendente y no envolvente, donde las personas puedan con todo el conocimiento que tienen del negocio tomar decisiones y tener la oportunidad de fallar, pero fallar barato.

7. Ahora mismo existe una enorme presión por la venta, pero se siguen realizando los métodos de siempre y ya no son los más adecuados para la situación actual. Son tiempos del neuromarketing para establecer lazos más humanos con los clientes y estrategias de venta basados en la emoción y los sentimientos individuales y colectivos.

8. Las incorporaciones también están cambiando, pues no son incorporaciones de personas ajenas a la empresa mediante procesos de selección, son personas que han estado en ERTE temporalmente y vuelven a la empresa. Por eso, es importante crear de nuevo procesos de bienvenida, donde se explica la situación de la empresa, el futuro de ésta y aportar información sobre cómo me debo de comportar en situaciones con clientes. Esto se está haciendo mediante guías de apoyo, conductas de referencia, y sobre todo un welcome pack que salvaguarde la seguridad sanitaria de las personas.

9. Las encuestas Covid serán fundamentales para conocer los miedos e inseguridades de las personas y  de esta manera las empresas pueden poner en marcha acciones que reduzcan esas mismas percepciones.

10. Y como decía al principio, no existe una varita mágica y seguro que hay muchas más opciones que se acomoden a tu propia situación. Busca tus propias herramientas, tus propios recursos, tus propias soluciones para una situación que se transforma constantemente según se están desarrollando los acontecimientos. Encuentra respuestas, reflexiona y define lo mejor para ti y para tu propia empresa ahora mismo y en el futuro próximo.

Cerrar menú